Destinos inteligentes (Smart Destinations)

  • 19 enero, 2015
  • por Raúl García López

Hoy quiero hablaros de Ciudades Inteligentes y Destinos Inteligentes (Smart Cities and Smart Destinations).

El tema me interesa mucho, ya que creo que si logramos que nuestras ciudades se vuelvan inteligentes, se transformaran en unos lugares más acogedores y sostenibles, donde ciudadanos y turistas interactúen en tiempo real con el entorno y entre si.Para ponerme al día en esta tendencia en gestión de ciudades, el pasado mes de noviembre, asistí a la cuarta edición del Smart City Expo World Congress, el evento que agrupa a las ciudades inteligentes de todo el mundo. El evento tuvo lugar en Barcelona y Tel Aviv fue elegida la mejor ciudad inteligente del mundo. Porotro lado, el pasado martes 14 de enero, me invitaron a asistir a evento Smart Destination: claves para la competitividad turística, organizado por Segittur. Este organismo, dependiente del Ministerio de Turismo de España, asesora a destinos para convertirse en destinos inteligentes y trata de situar a España como el primer destino inteligente global del mundo.

Ciudades inteligentes

Desde hace ya algunos años se viene hablando de las ciudades inteligentes (Smart Cities) como el nuevo paradigma de desarrollo urbano. Se buscan nuevas formulas de gestión urbana que ayuden a incentivar la economía, a través de la promoción de la innovación y la digitalización de la sociedad, pero con una gestión sostenible de recursos y medio ambiente.

Las ciudades del futuro necesitan buscar una mayor eficiencia de sus recursos, buscando un modelo sostenible de desarrollo, que permita un mayor nivel de vida para sus ciudadanos y convertir las áreas urbanas en lugares más habitables.

El vehículo para conseguirlo es la tecnología, que está permitiendo interconectar diferentes elementos físicos, servicios y departamentos de la ciudad.

En un futuro cercano, todos los elementos de la ciudad estarán perfectamente conectados, permitiendo la interacción, en tiempo real, entre el propio gobierno local, el mobiliario urbano, las señales de trafico, las tiendas, los edificios, los coches, los dispositivos móviles y hasta los relojes o las gafas de ciudadanos y turistas. El sistema permitirá intercambiar información en tiempo real entre ellos y archivar todos los datos de forma automática en la nube, estando disponibles para el resto de usuarios del sistema.

Una ciudad inteligente tiene que medir, integrar y analizar toda la información recabada, relacionada con el transporte público, el gasto energético, el trafico, el reciclaje, el alumbrado o la señalética, que permitan, en definitiva una mejor gestión de la ciudad, más sostenible y más conectada con el ciudadano.

El análisis y cruce de estos datos permite mejorar la eficiencia energética, una optimización de los recursos, una administración pública más eficaz, una capacidad mayor de adaptación a los cambios y a situaciones novedosas y en definitiva, a una toma de decisiones más acertada.

smart_city_2

Pensando en el ciudadano

No obstante, no solo hay que quedarse en integrar sistemas y mejorar el funcionamiento global de la ciudad. El gobierno local, también tiene que pensar en el ciudadano y ofrecerle soluciones a sus problemas e inquietudes.

Las ciudades son entidades extremadamente complejas, que cuentan con muchos grupos de intereses diferenciados y en muchos casos enfrentados. El mejor camino hacia la smart city es encontrar intereses comunes para todos ellos y mejorar su gestión.

Es importante recoger y analizar información relevante sobre el comportamiento de sus ciudadanos, que permita mejorar los servicios y la atención que se les ofrece.

El ciudadano moderno del siglo XXI esta hiperconectado y tiene la necesidad de interactuar con su entorno de forma digital, en cualquier momento. Quieren consumir y generar contenido y tener canal de comunicación bidireccional y en tiempo real.

Las ciudades tienen que contar con la cobertura tecnológica necesaria para esta interactuación. Esto se consigue fomentando el wifi gratuito a lo largo de toda la ciudad y ofreciendo servicios que permitan al ciudadano realizar gestiones y contratar servicios de forma móvil y en tiempo real.

La ciudad necesita por otro lado facilitar información pública, que permita a los ciudadanos personalizar su relación con el entrono, contando con información relevante y personalizada según sus necesidades. La ciudad tiene que liberar parte de la información que controla, para que pueda ser usada por los ciudadanos. Es lo que se llama el Open Data.

smart_city_1

Destino Inteligente (Smart Destination)

El fenómeno de los Smart Cities tiene su repercusión en el mundo del turismo. El objetivo es volverse un destino turístico inteligente.

Las bases para lograr llegar a serlo son la tecnología digital y la sostenibilidad.

Las ciudades inteligentes pueden ampliar y mejorar la experiencia del turista adaptándose a sus gustos y necesidades, ofreciéndole información más mucho más personalizada y rica en contenidos.

Los turistas actuales, consumidores ávidos de contenidos audiovisuales e hiperconectados, quieren interactuar digitalmente con el destino, no solo durante su estancia, sino también antes y después del viaje.

A la ventaja de ofrecer al turista aquello que esta buscando (o incluso lo que todavía no sabe que va a necesitar) se suma la posible generación de nuevos ingresos al ofrecerle servicios y productos ajustados a sus gustos y patrones de viaje.

Las ciudades tienen que crear las condiciones para aprovechar todo el potencial que una Smart city puede ofrecer a sus ciudadanos y a los turistas que la visitan:

1.- Ofrecerle a los turistas una red de comunicación rápida, segura y con contenidos relevantes, para que pueda interactuar con sus dispositivos móviles

2.- Ofrecerle información en tiempo real relevante a su viaje: oferta cultural, servicios públicos, listado de embajadas, mapas, geo posicionamiento.

3.- Crear oferta de contenidos digitales que se puedan visualizar en realidad aumentada y con los que se pueda interactuar.

4.- Crear plataforma de venta que le ofrezca servicios exclusivos, personalizados y ajustados a sus gustos.

La mejor forma de concentrar todos estos contenidos y servicios en una misma plataforma, es crear una potente aplicación móvil (App) del destino, que los turistas se puedan descargar antes del viaje. Entre la información y servicios relevantes que se pueden ofrecer, podemos destacar:

  • Información turística personalizada (según parámetros pre definidos para su perfil ) sobre atractivos turísticos, gastronomía, ocio y compras, así como toda la agenda de la ciudad.
  • Información útil para el viaje: emergencias, hospitales, embajadas o policía.
  • Servicios de valoración y reviews de otros usuarios.
  • Redes sociales locales que permitan al turista interactuar con ciudadanos locales.
  • Asesoramiento online en tiempo real.
  • Ofertas de última hora.
  • Motores de búsqueda y reserva para opciones de restaurantes, ocio o transporte, que encajen con su perfil.
  • Punto de encuentro virtual con otros turistas que han visitado o están visitando el destino en ese mismo momento.

El siguiente paso para un destino inteligente es recopilar y analizar la ingente cantidad de información que los propios turistas generan.

Este análisis puede revelar patrones de comportamiento del turista, que permitan conocerles mejor y adaptar nuestros servicios, para mejorar su experiencia.

Si cruzamos la información que recogemos del propio turista al usar nuestra aplicación móvil (app), con datos de su uso en tarjetas de crédito, sus opciones de alojamiento y el uso de sus dispositivos móviles, podremos hacer una análisis espacial muy completo, que nos ayude a comprender como se desarrolla la actividad turística en nuestra ciudad.

Iniciativas como el SENSEable City Laboratory del MIT (Massachusetts Institute of Technology), intentan analizar la vida de la ciudad en tiempo real a través de los cada vez más numerosos sensores y dispositivos móviles presentes en la ciudad. Entre sus impresionantes proyectos podemos destacar por ejemplo, el estudio que pueden hacer sobre flujos de visitantes dentro del museo del Louvre, por el que se pueden analizar que salas son más visitadas o cuanto tiempo pasa la gente de media delante de la Gioconda.

Este tipo de información, puede dar a los destinos, claves para mejorar aún más la experiencia de sus visitantes.

El volverse una ciudad y destino inteligente no es nada fácil. Requiere de importante inversión tecnológica y de mucha coordinación, pero los beneficios son muy evidentes, tanto entre los propios ciudadanos como entre los turistas

Para más información…

Segittur, La Sociedad Estatal para la Gestión de la Innovación y las Tecnologías Turísticas en España.

http://www.segittur.es/es

Kyoto smart city expo. (Japón, 20-22 mayo)

http://www.kyoto-smartcity.com/e/index.html

Smart city expo. Montreal(Canadá, 25-27 marzo)

http://www.smartcityexpomtl.com/hom

Bid Data: Si queréis saber más sobre Open Data, os recomiendo ver esta charla de Tim Berners-Lee inventor de la World Wide Web. Es de 2010, pero os puede dar algunas claves del poder del Big Data.

http://www.ted.com/talks/tim_berners_lee_the_year_open_data_went_worldwide

SENSEable City Laboratory

http://senseable.mit.edu

 

 

0 Comments