Retos de los destinos turísticos (2 de 2)

  • 26 julio, 2019
  • por Raúl García López

Los destinos turísticos se enfrentan a múltiples retos, generados por factores sociales, económicos, tecnológicos y ambientales.

Han evolucionado las motivaciones de viaje, los patrones de consumo y los hábitos de compras de los turistas y los destinos se tienen que adaptar a esta nueva realidad, en un entorno de incertidumbre y de cambio constante.

Si no has leído todavía el primer artículo sobre los Retos a los que se enfrentan los destinos, lo puedes consultar en este enlace:

Primer artículo sobre Restos de los Destinos Turísticos

En este segundo artículo analizamos los retos a los que se enfrenta un destino en relación a la gestión del ecosistema turístico local, a su marca, a la tecnología y a su marketing.

 

Gestión del ecosistema turístico local

Liderazgo– El DMO debe ser percibido como el líder de todo el sector, logrando una promoción unificada y coordinada de todos los operadores locales. Debe garantizar la calidad de toda la cadena de valor, mejorando la competitividad, dando formación e incentivando la creación de productos turísticos innovadores.

Experiencia Turística– El destino tiene que ser el agente clave, garante de la experiencia turística. El DMO debe trabajar para mejorar dicha experiencia.

Personalización– El DMO debe personalizar su comunicación y la atención turística para las nuevas tipologías de turistas, los nuevos mercados emisores, los nuevos modelos familiares, o las nuevas generaciones de turistas.

Innovación– El DMO debe sentar las bases para generar una cultura de la innovación en el sector turístico. Se debe incentivar la creación de producto turístico innovador, que refleje la autenticidad y el ADN del destino.

 

Marca

USP– El DMO debe definir adecuadamente la esencia de su marca y su ADN como destino turístico:  su propuesta única de valor o USP (del inglés Unique Selling Proposition).

Catalizador de valor– Los destinos deben usar la marca turística para canalizar y catalizar la propuesta de valor del destino.

Ser guardianes de la marca– los destinos han perdido el control sobre su marca (que a pasado a manos de los consumidores). Los DMOs deben estar presentes a lo largo de todas las etapas del viaje para defender su marca y ayudar a modelar los valores asociados a ella.

Storytelling– Los DMOs deben saber contar historias asociadas a su marca y saber emocionar a los potenciales turistas.

Digital– Los destinos deben preocuparse más de gestionar de forma eficiente la reputación online de su marca.

 

Marketing y comunicación

Foco en la autenticidad– Los DMOs deben centrar su comunicación en aquellos elementos diferenciadores del destino, basados en su identidad y su autenticidad.

Foco en el cliente– El DMO debe generar confianza y acompañar a los consumidores en todos nuestros canales de comunicación, a lo largo de todas las etapas del viaje. Se debe entender mejor el proceso de inspiración y compra del turista, para poder desarrollar acciones promocionales más efectivas.

Segmentación– Hay que desarrollar una mayor segmentación, elaborando mensajes promocionales adaptados a los gustos y necesidades de los diferentes perfiles de turistas que queremos captar.No se puede producir los mismos contenidos para todos los públicos objetivos.

Accesibilidad– Hay que desarrollar canales de comunicación y de promoción que sean responsive (adaptados para su correcta visualización desde diferentes tamaños de pantalla) y muy accesibles.

Contenido– Los DMOs tienen que conseguir, a través de la generación de buen contenido y de campañas creativas de marketing, transmitir las emociones y experienciasque los turistas pueden tener, si visitan el destino. Por otro lado, también es importante usar contenidos de terceros (de los propios turistas, blogueros o influencers) en nuestro marketing.

Nuevos formatos de comunicación– Los DMOs deben producir más elementos y herramientas de promoción basadas en formatos audiovisuales (sobre todo video).

Redes sociales– Los destinos deben lograr un buen posicionamiento en redes sociales (nuevos canales de inspiración), manteniendo perfiles dinámicos y con contenidos relevantes (muy visuales), que generen la interacción de nuestros seguidores.

Canal Móvil– Los DMOs deben tener una estrategia de comunicación y marketing centrada en dispositivos móviles.

Fidelización– Los DMOs deben desarrollar programas de fidelización que permitan convertir a los turistas en repetidores y en prescriptores del destino.

Tecnología y digitalización

Digitalización El DMO debe iniciar su camino hacia una transformación digital, que debe incluir un cambio de enfoque estratégico, un cambio de cultura empresarial y la automatización de muchos procesos y tareas (internos y externos).

Herramientas digitales – El DMO debe definir bien su estrategia de posicionamiento en el ecosistema digital, para lo que debe conocer bien las diferentes plataformas, herramientas y canales (de comunicación y de venta) que nos pueden permitir alcanzar a nuestros públicos objetivos.

Atención turística– La inteligencia artificial ya permite ofrecer atención turística las 24 horas, los 365 días del año (online).

Nuevas tecnologías– Los destinos deben incorporar herramientas de gestión, inteligencia de mercado, promoción y atención turística basadas en las últimas tecnologías (Apps, inteligencia artificial, realidad aumentada, realidad virtual, mensajería basada en beacons, etc).

Big Data– Los destinos deben empezar a definir una estrategia de Big Data, que, a través de una catalogación y análisis de diferentes fuentes de información, permita conocer mejor el funcionamiento del sector turístico del destino y los patrones de comportamiento de los turistas que nos visitan. Esto nos permitirá entenderles mejor y desarrollar un marketing más eficaz, ofreciéndoles productos y servicios adaptados a sus gustos y necesidades.

 

Con esto termina el segundo artículo sobre los Retos a los que se enfrentan los Destinos Turísticos. Espero que os haya resultado interesante.

 

 

0 Comments