Claves del marketing en el sector turístico

  • 6 julio, 2018
  • por Raúl García López

La relación de destinos y empresas turísticas con los turistas ha cambiado. Ya se acabó el marketing basado en mensajes unidireccionales a audiencias masivas.

Hoy tienen que establecer conversaciones constantes con sus clientes, a través de múltiples plataformas, en tiempo real y a lo largo de todas las etapas del viaje.

Los clientes demandan ser escuchados y que los productos y servicios turísticos se adapten a sus gustos y necesidades concretos.

Estas son algunas de las claves para desarrollar un marketing efectivo, según informes publicados por Expedia (OTA) y Skift (medio de comunicación):

La atención es el nuevo objetivo. ¿Dónde está pasando tiempo tu público objetivo? Probablemente en sus Smartphones y otros dispositivos móviles. En Estados Unidos, los adultos pasan una media de casi 3 horas y media interactuando con estos dispositivos.

Los puntos de contacto entre tu marca y tus clientes son múltiples. Principalmente a través de dispositivos móviles y redes sociales, pero también en las habitaciones, en los aviones, en los aeropuertos o en relojes inteligentes.

El móvil ya no es un canal más. Es el principal canal.

Para captar la atención de unos usuarios cada vez más saturados de contenido e impactos publicitarios, lo importante es saber transmitir la esencia y singularidad de la experiencia que puedes ofrecer al turista y enfocarla en torno a estilos de vida y motivaciones de viaje.

El marketing se tiene que ir adaptando a los cambios en los hábitos de consumo y el comportamiento de los turistas. Las campañas tienen que tener una visión holística y tienen que ser más impactantes para lograr el interés del consumidor.

Destinos y empresas turísticas tienen que pensar de nuevo como diseñan, ejecutan y miden la efectividad de sus campañas promocionales. El secreto está en enfocar la estrategia a logar la satisfacción del consumidor.

Por otro lado, las empresas deben cambiar su modelo organizativo hacia uno horizontal, que permita una visión más global del cliente, en todos los momentos en los que este interactúa con nuestra marca.

Hay que romper los silos de datos existentes en empresas turísticas, para poder integrar toda la información que tengamos del cliente, que nos permita ofrecerle una experiencia más personalizada, adaptada a sus gustos y necesidades específicas.

Es fundamental integrar de forma fluida las campañas de marketing en los mundos offline y online. La integración de los canales es básico para tener una coherencia en el posicionamiento de la marca y el servicio percibido por nuestros clientes.

El marketing turístico se tiene que basar en dos componentes: la creatividad y los datos. Hay que tener libertad creativa a la hora de diseñar las campañas publicitarias, pero tomando decisiones estratégicas basadas en datos y analizando el desarrollo de las campañas y optimizándolas (adaptándolas) en tiempo real, según los indicadores que hemos tenido que definir con anterioridad.

Es básico tener un contacto con el cliente a través de múltiples plataformas y puntos de contacto. El servicio tiene que estar adaptado a la fase del viaje en que se encuentre el turista, pero la relación con la marca tiene que ser fluida y coherente en todos los canales donde este presente (seamless).

Otro aspecto a cuidar es la calidad y relevancia del contenido que generamos. Según un estudio turístico internacional el 80% de los turistas dicen que el contenido informativo y relevante generado por destinos y empresas turísticas puede tener efecto en sus decisiones de viaje.

Hoy hay que saber generar una identidad de marca que conecte e interactúe con nuestros clientes.

Para destacar entre la multitud de mensajes que estos turistas reciben, hay que simplificar el mensaje, transmitiendo la esencia y singularidad del destino y lo singular que puede ser la experiencia de visitarlo. ¿Qué necesidad cubrimos? ¿Qué beneficios ofrecemos al turista si nos visita? ¿Cómo va a ayudarle en su desarrollo personal?

Para mejorar nuestro posicionamiento internacional, la diferenciación y la segmentación es fundamental. La primera para definir tus valores añadidos y lo que te hace especial y te diferencia de tu competencia. La segunda para identificar aquellos públicos objetivos que realmente encajan con los productos y disponibles en tu destino.

También es importante considerar las ventajas de desarrollar acciones de promoción conjuntas con operadores turísticos, partners estratégicos o colaboradores puntuales que te permitan reducir costes, llegar a más público objetivo o añadir valores a tu marca.

Aquí acaba este artículo sobre el marketing turisticos en el siglo XXI. Espero que os haya resultado interesante.

 

0 Comments