Hotel Nacional de Cuba, más que un hotel

  • 26 octubre, 2019
  • por Raúl García López

Recientemente he tenido la suerte de volver a La Habana, después de 20 años.

El motivo ha sido dar una conferencia en el evento turístico MITM Américas, especializado en Turismo de Reuniones y Eventos (MICE).

El evento se celebró en el Hotel Nacional de Cuba, en La Habana, donde también me alojé.

Conocía algo la historia de este emblemático hotel, centro de la vida cultural, económica, política y social de Cuba durante más de 8 décadas, pero la verdad es que ha superado mis expectativas.

Es por ello, que he decidido escribir un artículo sobre este hotel, que realmente es toda una experiencia y es capaz de transportarte a otra época.

Quizás no es el hotel más moderno o tecnológico de la isla, pero es el más auténtico, singular y con mayor personalidad de toda la isla.

Ello se debe principalmente a su historia y al nivel de atención que se da a los huéspedes.

La historia del hotel se remonta a 1930, cuando el 31 de diciembre fue inaugurado oficialmente.

Antes de la construcción del hotel, su ubicación había sido utilizada para instalar una batería defensiva, ya que La Habana era un sitio habitual de ataques de piratas y corsarios.

A mediados del siglo XIX ya funciona la Batería de Santa Clara. En los jardines del hotel todavía se puede ver (entre otros) el cañón Ordóñez, uno de los más grandes del mundo construidos en aquella época. Los cañones han sido declarados Patrimonio de la Humanidad.

Las empresas McKim, Mead & White y Purdy & Henderson Co, lograron construir este magnífico edificio en sólo 2 años. Parece que se inspiraron en el Hotel Breakers, situado en Palm Beach, Florida.

El hotel con una categoría de 5 estrellas, ha sido declarado Monumento Nacional y ha sido inscrito en el Registro Memorias del Mundo.

Su arquitectura es bastante ecléctica, con muchos matices de Art Deco, con elementos de diseños neocoloniales y con influencias modernas de aquella época.

Cuando cruzas las puertas del hotel, realmente tienes la impresión de viajar a la época dorada de Hollywood en los felices años 50. Te envuelve una atmósfera lujosa y aristocrática del siglo pasado.

Su glamour se debe en gran medida a la cantidad de actores que se han alojado en este hotel. La lista es interminable, pero estos son algunos de ellos: Robert de Niro, Marlon Brandon, Robert Redford, Rita Hayworth, John Wayne, Spencer Tracy o Michael Keaton.

También se han alojado algunos de los directores de cine más importantes, como Steven Spielberg, Francis Ford Coppola, Oliver Stone o Roman Polanski.

Pero el hotel no es solo famoso por los ilustres huéspedes de la industria cinematográfica. También destacan escritores como el mundialmente famoso Ernest Hemingway (un enamorado de La Habana, que pasaba largas temporadas en la ciudad), los políticos Winston Churchill y los Duques de Windsor o el científico Alexander Flemming (descubridor de la penicilina).

Otro hecho memorable es que Frank Sinatra y Ava Gardner eligieron el hotel para celebrar su luna de miel.

Uno de los hechos históricos que han hecho famoso al hotel, fue la celebración de una de las más importantes reuniones entre capos de la Mafia de Estados Unidos. En 1946 el hotel cerro las puertas, poniendo como pretexto la celebración de un concierto de Frank Sinatra. Sin embargo, el motivo real era acomodar a los miembros de las cinco grandes familias de la mafia, que se reunieron aquí para poder hablar con tranquilidad sobre el futuro de la organización. En esta reunión estaban, por supuesto, los famosos Lucky Luciano, Meyer Lansky y Frank Costello.

El hotel renovó sus instalaciones en el año 1992.

Instalaciones del hotel

El hotel cuenta con una privilegiada localización en el centro de la zona del Vedado, situado sobre una colina, lo que le ofrece excelentes vistas al Malecón y a la Fortaleza del Morro.

Aparte de su imponente edificio, lo que más me ha gustado son los maravillosos jardines que rodean al hotel, con ambientes muy agradables para relajarse y disfrutar de la música.

Porque la música es un elemento identitario del hotel. A cualquier hora vas a encontrarte música en vivo por diferentes zonas del hotel. Ya sea una violinista amenizando el desayuno, un trio en los jardines del hotel, o un grupo que toca por las noches en la terraza del bar. El hotel transpira música a todas horas. Es una delicia.

Otro elemento a destacar es el Cabaré Parisién, un espectáculo de cabaret al estilo del Club Tropicana, que fue inaugurado por la mítica Eartha Kitt (una actriz, cantante de jazz y estrella de cabaret estadounidense, famosa por su carácter indómito).

El hotel está bien equipado con 6 restaurantes y bares, tiendas, casa de cambio y con una piscina muy agradable donde relajarse después de recorrer los encantadores rincones de La Habana.

En las próximas semanas publicaré un artículo sobre esta ciudad maravillosa.

El hotel es una opción ideal tanto para el segmento de turismo vacacional (en el hotel identifique turistas de 12 nacionalidades), como para la organización de todo tipo de reuniones y eventos (ya sean congresos, convenciones o incentivos).

Para este segmento y el de los viajeros de negocios, el hotel cuenta con una planta ejecutiva con servicios personalizados, un amplio business centre, 9 salas de reuniones y excelentes localizaciones donde organizar eventos inolvidables.

Sin duda los jardines del hotel son uno de los mayores activos para celebrar cocktails o cenas de gala dentro de los eventos.

Personal

Pero ni la arquitectura ni la historia harían a este hotel tan especial, si no tenemos en cuenta su principal valor, el personal.

Lo que realmente hace único al Hotel Nacional de Cuba es la gente que trabaja allí. Desde la dirección, a la recepción, los barman, el personal técnico o las camareras de piso. Todos son muy atentos, amables y pendientes de cubrir todas tus necesidades.

En un sector (el hotelero) con tanta rotación de personal, el Hotel Nacional de Cuba ha conseguido tener un equipo estable, muy motivado y con un alto nivel de especialización, que consigue que el cliente se sienta como en casa.

Mis más sinceras felicitaciones!

Espero que os haya gustado el artículo y que os haya generado el interés de visitar el Hotel Nacional de Cuba algún día. Sin duda, será toda una experiencia!

Si queréis, podéis leer el artículo que he escrito sobre la ciudad de La Habana en el siguiente enlace:

Buen día a tod@s!

 

 

0 Comments