¿Cómo será el turismo en 2021? Parte II de II

  • 13 enero, 2021
  • por Raúl García López

El turismo ha sido una de las industrias más golpeadas por la pandemia por la Covid-19. Esta es la segunda parte del artículo donde desvelo las principales claves para entender cómo será el turismo en 2021.

Te recomiendo que antes de seguir leas el Primer Artículo.

Destinos demandados

Se buscarán destinos que permitan mantener la distancia de seguridad. Muchos turistas desistirán de viajar a destinos antes considerados masificados (aunque ahora no lo estén).

En el sentido contrario, algunas personas viajarán justo a esos destinos, ahora que tienen pocos turistas y se pueden disfrutar mejor.

Se demandarán destinos con vuelo directo,  por si hay que volver a casa precipitadamente y por temas de sostenibilidad (menos emisiones al no tener escalas en el viaje).

Durante 2021, los destinos de sol y playa y en entornos naturales tendrán más atractivo que los urbanos.

Gestión de Destinos turísticos – Los destinos, que deben ser mas resilientes, tienen que trabajar principalmente en contrarrestar el miedo de algunos viajeros a visitar lugares con mucha gente (principalmente destinos urbanos). Los destinos también necesitan crear y promocionar experiencias que los turistas perciban como seguras.

Por otra parte, los destinos necesitan conocer bien a todos los stakeholders involucrados en el desarrollo turístico y trabajar con ellos en la reactivación del turismo. Necesitan generar una nueva dinámica de trabajo y probar cosas nuevas. Ser atrevidos en su estrategia y su marketing.

También deben tener tecnologías que permitan enviar a los turistas información sobre las restricciones que hay en el destino.

Alojamiento

Muchos turistas buscarán hoteles boutique en entornos naturales o rurales, con pocas habitaciones o bien optarán por viviendas y apartamentos turísticos.

Los hoteles se recuperarán de la crisis antes que las líneas aéreas, por el aumento del turismo interno.

Muchos amigos alquilarán casas para hacer fiestas y tener vacaciones juntos.

En el segmento del alojamiento crecen los conceptos de intercambio de casas y el co-living.

La crisis ha generado un aumento importante en la venta de hoteles, que no han podido superar la crisis o que no son rentables para la nueva coyuntura turística.

Productos Turísticos

Cruceros – Sigue habiendo mucha gente interesada en viajar en cruceros (sorprendentemente).

 

Muchas compañías están invirtiendo en garantizar la seguridad de sus cruceristas, mejorando los sistemas de ventilación para evitar la propagación del virus, instalando en el barco laboratorios para realizar pruebas PCR al personal y pasajeros o enviando información específica sobre normativa anti Covid a través de nuevas aplicaciones móviles.

Turismo MICE – Se reducirá el business travel y el turismo MICE. Muchas reuniones y grandes eventos seguirán teniéndose que organizar de forma híbrida o totalmente virtual. Además, los organizadores de reuniones van a tener que mejorar la experiencia ofrecida a los asistentes remotos (que permitan hacer networking) y la visibilidad de los partners y patrocinadores del evento, que facilitan que este se desarrolle.

Aumentará el bleisure (business + leisure)

Turismo Premium – muchos turistas querrán pagar más por servicios que les garanticen privacidad y limitar el contacto con otros turistas. Se ha constatado una mayor demanda de alquiler de islas particulares.

Viajes a ningún lugar – varias compañías aéreas de Asia comenzaron durante la pandemia vuelos sin ningún destino, solo para ofrecer a los clientes la experiencia de volar y ver las vistas desde el avión. Algunas como la australiana Quantas, hacían vuelos desde Sídney para ver el Gran arrecife de Coral a baja altura. Una práctica muy poco sostenible…

Sostenibilidad

Esta pandemia nos ha hecho darnos cuenta de lo frágiles que somos. Esto va a reforzar la conciencia de muchos turistas para desarrollar un viaje más sostenible y respetuoso con el medio ambiente.

La pandemia ha reforzado la preocupación de los viajeros por el impacto medioambiental generado durante sus viajes. Ello llevará a que cada vez más turistas analicen y tengan en cuenta el posicionamiento de los proveedores turísticos en torno a la sostenibilidad a la hora de hacer sus reservas.

Las principales áreas de preocupación de las empresas para ser más sostenibles son:

  • Reducir dependencia de los combustibles fósiles
  • Uso de energías renovables o limpias
  • Reducir el consumo de agua
  • Reducir los desperdicios generados
  • Asegurar que las comunidades locales se benefician del desarrollo turístico
  • Respetar los derechos humanos
  • Proteger ecosistemas y su biodiversidad

Si os interesa el tema de la sostenibilidad os recomiendo leer el “Manifiesto por un Turismo comprometido con la Sostenibilidad que he ayudado a crear dentro de la Comunidad #turismoreset.

En el Manifiesto, declaramos que el turismo debe tomar un papel proactivo en esta crisis, convirtiéndose en un agente protagonista del cambio. Está llamado a ser un sector que:

  • Catalice el desarrollo socioeconómico, teniendo no sólo en cuenta los aspectos económicos, sino también indicadores sociales, educativos o culturales.
  • Promueva la igualdad y unas condiciones laborales dignas, que sirvan de ejemplo a otros sectores de la economía.
  • Genere mejoras en la calidad de vida de las personas, a partir del respeto y la conservación de los recursos ambientales y la biodiversidad, reduciendo su contribución al cambio climático.
  • Preserve y potencie la identidad cultural de cada territorio.
  • Adopte la gobernanza como cimiento de la gestión con las comunidades locales en el centro de la planificación.

Apoya la iniciativa para crear una mayor conciencia sobre la necesidad de construir un turismo más sostenible, incluyente y justo. Ir al Manifiesto por un Turismo comprometido con la Sostenibilidad

Tecnología

La digitalización ha hecho que suban las expectativas de los turistas. La clave para responder a sus necesidades es la automatización.

Para lograr la personalización, las empresas turísticas tienen que romper los silos de información que tienen los diferentes departamentos con información sobre el cliente. Si no, será muy difícil tener una visión global del cliente y sus necesidades, que permita ofrecerle productos y servicios personalizados.

Hay que invertir en tecnología. La inteligencia artificial y el machine learning ayudarán a los proveedores locales a ofrecer contenidos híper relevantes y con mayor poder de personalización.

Es fundamental que las empresas turísticas avancen en su digitalización. En este proceso la necesidad de invertir en tecnología es tan importante como la obligación de cambiar la cultura empresarial de la empresa hacia un ecosistema digital.

Muchos turistas creen que la tecnología y la gestión de servicios a través del móvil aumenta su seguridad sanitaria. Las aplicaciones móviles, el check in a través del móvil y testeos rápidos de Covid-19 en aeropuertos, serán tecnologías que ayudarán a reactivar el sector.

La automatización es un elemento básico para mejorar la experiencia digital del turista con las marcas. Además, reduce los costes de las empresas.

5G – el desarrollo de las redes de comunicación 5G van a potenciar el internet de las cosas y el desarrollo de robots que tendrán acceso a gran cantidad de datos y una capacidad de respuesta sorprendente (ayudado por la inteligencia artificial y el machine learning). También facilitará el desarrollo de contenidos de realidad aumentada y virtual para enriquecer la experiencia turística.

En 2021 veremos un aumento de las tecnologías biométricas para identificar a personas.

Marketing

El marketing en 2021 tiene que ser más humano, auténtico y transparente.

La seguridad y limpieza se han vuelto un nuevo elemento para fidelizar a los clientes.

Los clientes valoran más la flexibilidad que ofrecen las empresas turísticas en temas de contratación: cambios, cancelaciones y reembolsos. Los cambios y las cancelaciones de viajes tienen que ser sencillos y automáticos.

La Omnicanalidad es básica. Hay que tener múltiples puntos de contacto con el cliente para transmitirle seguridad y mantener conversaciones constantes con él, que nos permita conocerle mejor, generar una relación más emocional y ofrecerle productos más personalizados.

Las agencias de viaje tendrán que estar al tanto de las restricciones de los diferentes países para poder ofrecer un servicio de asesoramiento al cliente. Para algunos turistas esta situación de incertidumbre generada por la pandemia puede reforzar el papel de los agentes de viaje.

Las marcas turísticas deben desarrollar campañas para mostrar a los clientes las medidas sanitarias e higiénicas que se están tomando para garantizar la seguridad de los turistas.

En 2021 una buena estrategia será colaborar con empresas de otros sectores de actividad para ofrecer un valor añadido al cliente.

Muchos turistas reservarán las actividades en destino antes del viaje, para no tener que estar buscándolas durante el viaje y evitar contagios. Los destinos, las agencias y los hoteles tienen que ofrecer a sus clientes un portfolio de experiencias auténticas en destino para que los clientes puedan planificar y reservar las actividades antes de su viaje.

Habrá más reservas de última hora – hay que estar preparado con precios competitivos que aporten valor añadido al cliente.

Por la incertidumbre, las personas están pasando más tiempo buscando información sobre los destinos que planean visitar, para ver si se van a sentir seguros. Gran parte de las empresas turísticas deberían revisar sus canales de comunicación (sitio web o perfiles en redes sociales) para adaptarlos a la realidad del turismo en 2021.

Los grandes turoperadores están pasando una época muy dura. Tras la histórica quiebra de Thomas Cook en 2019, en 2020 la heredera del trono, TUI, ha tenido que ser salvada con apoyo del gobierno alemán.

Aquí termina la segunda parte de nuestro análisis de como podría ser el turismo en 2021.

Espero que os haya gustado y os haya resultado útil.

 

Fuentes consultadas para elaborar este artículo:

Skift, CNN, Hosteltur, Rough Guides, Tourismreview, CondeNast Traveler, Forbes, Tourism Review, Destination Think, Skyscanner, Responsible Travel, Amadeus, TourWriter, CEAV, Braintrust, Expedia, Airbnb, El Mundo, Elle, Euronews y Entrepreneur (entre otras).

 

 

FacebookTwitterlinkedinInstagram

 

 

0 Comments