¿Cómo será el turismo en 2021? Parte I de II

  • 13 enero, 2021
  • por Raúl García López

Introducción

El turismo ha sido una de las industrias más golpeadas por la pandemia por la Covid-19. La llegada de turistas internacionales se ha reducido un 75% a nivel mundial y en el sector se han perdido unos 170 millones de puestos de trabajo.

Una catástrofe sin precedentes. Se ha vuelto a números de turistas de los años 90. La Organización Mundial del Turismo estima que nos costará entre 2 años y medio y cuatro años volver al número de turistas que teníamos en el 2019.

En este artículo intento desvelar las principales claves para entender cómo será el turismo en 2021. Con muchas dudas todavía sobre la evolución de la pandemia en el mundo y su influencia en los viajes y en el comportamiento y necesidades de los turistas.

¿Qué nos depara el 2021 para el sector turístico?

Todavía no está muy claro como serán los viajes en 2021.

Pendientes sobre todo de la efectividad de las vacunas y el ritmo para administrarlas de los diferente países.

Está claro, viendo el crecimiento de contagios en todo el mundo y la aparición de nuevas cepas, que los primeros meses del año habrá poco movimiento de turistas.

El sector turístico se reactivó 2 veces el año pasado, pero al poco tiempo los brotes hicieron que se volvieran a reducir los viajes internacionales al mínimo, debido a las restricciones impuestas en diferentes países.

Ahora, con la llegada de las vacunas, el sector espera con confianza que en unos meses se pueda reactivar el turismo con ciertas garantías.

Pero el desarrollo de la actividad todavía es muy incierto, ya que es muy difícil hacer previsiones , en un entorno tan cambiante y en un contexto tan global (la pandemia afecta a todos los países y a casi todas las industrias).

Lo primero será confirmar la efectividad de las diferentes vacunas y su aceptación a nivel internacional.

Es muy probable que se extienda la idea de crear un pasaporte sanitario que permita confirmar que, o bien se ha pasado la enfermedad, que el viajero ha sido vacunado, o que al menos tiene una PCR negativa realizada en las últimas 72 horas.

Puede que este pasaporte se exija para entrar en ciertos destinos e incluso en atractivos y recursos turísticos.

Y esto nos plantea algunas dudas…

¿Aceptarán los destinos solo ciertas vacunas aprobadas en Estados Unidos y Europa?

¿Qué institución u organismo velará por la autenticidad de los datos incluidos en el pasaporte sanitario?

¿Será el turismo de nuevo una actividad elitista, a la que solo pueden acceder personas con acceso a la vacuna o que se puedan permitir una prueba PCR?

Ya hay empresas desarrollando aplicaciones móviles que permitan mostrar las vacunas o pruebas PCR que te has hecho. Un ejemplo es CommonPass que ya ha llegado a acuerdos con varias aerolíneas o el Digital Health Pass de IBM, orientado a que las empresas puedan volver a tener a sus trabajadores en las oficinas de una forma segura (personalizando para cada empresa los niveles requeridos para acceder). Esta aplicación también se podrá usar para reuniones y eventos.

IATA, la Asociación Internacional de Transporte aéreo también está trabajando en una plataforma digital para gestionar este tipo de certificados.

¿Viajar será una motivación para vacunarse?

Relanzamiento del sector turístico

El sector no empezará a activarse hasta mayo o junio. Con mucha suerte podremos tener un verano algo más normal que el pasado, pero nada parecido al 2019.

Por otra parte, las vacunas no van a evitar que durante gran parte del 2021 tengamos que seguir las directrices de distancia social, mascarillas y lavado frecuente de manos.

Bastantes ejecutivos de grandes empresas del sector auguran que el crecimiento potente del sector turístico no llegará hasta 2022, año en el que se podría recuperar la cifra de negocio alcanzada en 2019 (por lo menos en turismo vacacional). El turismo urbano puede tardar otro año más en recuperarse totalmente.

En el sector de las líneas aéreas no se espera llegar a las cifras de tráfico aéreo del 2019 (11 millones de vuelos), hasta dentro de 5 años. Las aerolíneas siguen trabajando para garantizar la seguridad sanitaria durante el vuelo. La última novedad es un sistema de limpieza ultravioleta, que permite desinfectar el avión en 10 minutos.

También están probando servicios para que el pasajero pueda ir al aeropuerto sin maleta (la recogen en su casa), poder hacer el check in en el aeropuerto sin contacto y fomentar el uso de dispositivos móviles como canales para disfrutar del entretenimiento que ofrecen (sin tener que tocar pantallas o mandos del avión).

Cambios en las necesidades de los turistas

Lo que está claro es que los turistas serán más desconfiados y exigentes en:

  • Temas sanitarios – necesitan viajar con seguridad
  • Calidad de productos y servicios que consumen
  • Facilidad de la gestión digital de los servicios contratados
  • Personalización de los productos a sus gustos y necesidades

Muchas personas querrán volver a aquellos destinos que conocen bien y en los que confían y se sienten seguros.

Pero otros tendrán ganas de hacer un viaje de esos de una vez en la vida (estos turistas llevan meses planificando ese viaje ideal a un destino lejano).

Gran parte de los turistas en 2021 decidirán hacer un viaje dentro de su propio país, en vez de volar a un destino internacional. Es lo que en inglés se denomina Staycations (stay + vacations).

Otra tendencia son las denominas Workcations (work + vacations). El teletrabajo ha generado un nuevo segmento de viajeros, gente que decide viajar a un destino para residir una temporada y compatibilizarlo con el teletrabajo. Las empresas turísticas (sobre todo los hoteles) ya están creando productos específicos para largas estancias y para el segmento de nómadas digitales. Destinos como Barbados, Bermudas o Isla Mauricio, ya ofrecen visas de residencia a nómadas digitales.

Los nómadas digitales, son aquellas personas a las que su trabajo les permite siempre vivir en cualquier lugar y pasan temporadas en diferentes destinos del mundo mientras desarrollan su actividad profesional a distancia.

Efecto del teletrabajo y los nómadas digitales

Los turistas jóvenes serán los primeros en viajar y visitar destinos remotos y poco conocidos. Son los turistas que menos miedo y más ganas de viajar tienen.

Por otro lado, los residentes en ciudades y las rentas altas son los que menos reparos tienen a viajar.

Este año se buscarán destinos naturales y al aire libre.

Probablemente muchos turistas intentarán viajar fuera de temporada alta para evitar aglomeraciones.

También se verá un aumento de la demanda de ciudades secundarias poco conocidas y con poco turismo.

Dado el confinamiento que hemos experimentado en 2020 y el cuidado que hemos tenido que tener con personas de riesgo, en 2021 veremos una mayor demanda de viajes para organizar reuniones familiares.

Por otro lado, también va a crecer el número de turistas que viajan solos.

Patrones de viaje – Muchos turistas cambiarán su forma de viajar. En vez de hacer 3 o 4 viajes cortos a lo largo del año, harán un solo viaje más largo y más planificado.

Lo que está claro es que muchos decidirán ir a destinos más cercanos, por si hay algún problema, poder volver rápidamente a su residencia.

Debido a que muchos turistas tendrán menos recursos económicos por la pandemia y la crisis que ha generado, el “value for money” será muy importante. El turista necesita tener certeza de que está pagando un precio justo por un producto o servicio turístico.

Aumentará el porcentaje de ventas realizadas con opciones de pago sin contacto, a través de tarjetas contactless y de pagos a través del móvil, con servicios como Google Pay o Apple Pay.

Se estima un aumento en la contratación de paquetes vacacionales ya que a algunas personas les da más seguridad tener todo contratado con un solo proveedor, que pueda ayudarles con imprevistos que surjan.

Aumentará la demanda de seguros de viaje que cubran situaciones imprevistas generadas por pandemias o grandes catástrofes naturales.

La voz o la imagen como método de autentificación – Proveedores turísticos están analizando inversiones tecnológicas para permitir que ciertos servicios o funcionalidades se puedan activar por reconocimiento facial o de voz. Como abrir la puerta de tu habitación o controlar dispositivos como la televisión, la alarma o el aire acondicionado.

Aumento de los road trips – Ciertos turistas preferirán este año hacer viajes en coche, recorriendo un territorio y no visitar solo un sitio y tener que viajar en avión o tren.

En este sentido, aumenta el uso del transporte privado para viajar y de caravanas, como opción de transporte y alojamiento, para no tener que ir a un hotel.

Para muchos viajeros será todavía más fundamental que antes estar conectados en todo momento para mantenerse informados. Por lo que los servicios wifi serán un elemento aún más importante en la elección de los proveedores.

Se reducirán los viajes en grupo (a no ser que la gente que integra el grupo se conozca).

Aumenta la demanda de experiencias locales en el destino, principalmente gastronómicas o de wellness, pero desarrolladas de forma exclusiva (acceso personal a las aguas termales durante un tiempo limitado) o en grupos muy pequeños (en actividades como catas y degustaciones).

Como reflejo de nuestra mayor preocupación por la salud, aumentará la demanda de gastronomía más saludable (productos locales, orgánicos y de temporada) y sostenible (no usando productos químicos), poniendo en valor el concepto del Kilómetro 0.

Turismo Slow

Muchos turistas tendrán en la privacidad y la tranquilidad sus aspiraciones para el primer viaje en 2021.

Esto contribuirá a potenciar más el turismo slow, que permite apreciar mejor el destino. Nada de correr de un sitio para otro para ver lo máximo posible. Hay que degustar los destinos y las experiencias con calma.

En este sentido, veremos más turistas desenganchados del móvil para disfrutar más del viaje. Ya habrá tiempo de compartirlo. Lo más importante ahora es disfrutarlo.

Muchos destinos ya han empezado a desarrollar campañas para atraer al denominado Mindfull traveler. Este turista destaca porque…

  • Viaja con calma para conocer bien la cultura local
  • Prioriza la protección del medio ambiente
  • Busca proveedores turísticos locales (como hoteles y agencias de tours) que tengan políticas de sostenibilidad
  • Gasta dinero en negocios locales
  • Interactúa con los residentes locales
  • Respeta las normas y las costumbre locales
  • Explora lugares del destino poco conocidos (más allá de los principales recursos y atractivos)

Estos turistas, buscan integrarse en la comunidad local. Si se identifican con esa comunidad, serán fieles al destino, volverán a visitarlo y lo promocionarán (prescripción). No obstante, esta tendencia choca con el deseo de muchos turistas de minimizar los contactos sociales durante el viaje para evitar contagios (a menos que estén vacunados o hayan pasado ya la enfermedad).

De todas formas, está por ver la duración de la inmunidad que se genera cuando se ha pasado la enfermedad o por haberte vacunado.

Muchos turistas buscan este año viajes que les ayuden a rejuvenecer (por lo menos mentalmente) y recargar las pilas.

En este sentido, en 2021 aumentarán los viajes hedonistas para relajarse y desconectar del fatídico 2020.

En general, en el sector turístico habrá un aumento de la demanda de actividades que ayuden a la relajación, la desconexión y el desarrollo personal: como aguas termales, masajes, meditación, yoga o talleres de mindfulness.

Aquí termina la primera parte de nuestro análisis de como podría ser el turismo en 2021.

Espero que os haya gustado y os haya resultado útil.

Ir a la segunda parte del artículo

Feliz año a tod@s,

 

Fuentes consultadas para elaborar este artículo:

Skift, CNN, Hosteltur, Rough Guides, Tourismreview, CondeNast Traveler, Forbes, Tourism Review, Destination Think, Skyscanner, Responsible Travel, Amadeus, TourWriter, CEAV, Braintrust, Expedia, Airbnb, El Mundo, Elle, Euronews y Entrepreneur (entre otras).

 

Facebook Twitter linkedin Instagram

 

 

0 Comments