Ayer tuve la oportunidad de asistir al evento Spain Global Tourism Forum, en el marco de la feria Fitur, que abre sus puertas hoy 28 de enero.

Os quiero dejar aquí un resumen de los conceptos e ideas más interesantes.

La primera sesión fue sobre económica y competitividad turística.

Magda Arzeni, de la Universidad de Bocconi, habló de varios factores fundamentales que inciden en la competitividad de destinos y empresas turísticas:

• Transporte
• Seguridad
• Precios
• Cambios en la demanda
• Poca productividad
• Poca generación de economías de escala

También destacó la importancia de crear redes de colaboración locales (a nivel de barrio o comuna) y la necesidad de que las empresas turísticas se pongan al día en la revolución tecnológica y de la información.

En este último aspecto, habló de la plataforma Tourismlink que ha creado la Comisión Europea para acercar la revolución digital a las pequeñas y medianas empresas. Más información en http://www.tourismlink.eu

Por último hizo referencia a la fusión entre los viajes vacacionales y los de trabajo o de reuniones. Es la ultima tendencia: El Bleisure (la combinación de turismo business y leisure).

IMG_3262DSC_0035 fitur2

Por su parte, Sergio Arzeni, de la OCDE (Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos) destacó que no es posible tener competitividad sin que se den varios factores:

• Innovación
• Emprendimiento
• Calidad
• Capacitación de los recursos humanos

Lo importante para destinos y empresas turísticas es anticipar el deseo de los turistas. También señala la necesidad de medir el impacto de las políticas nacionales de turismo y trabajar en la fiscalidad de pequeñas y medianas empresas, que pagan más impuestos que los grandes grupos turísticos, lo que les resta competitividad.

Por último, destaca la necesidad de que destinos turísticos (ya sean países, regiones o ciudades) se centren en el gasto turístico generado por los turistas y no solo en medir el número de turistas que reciben.

Marisela Montoliu-Muñoz, del Banco Mundial destacó 3 lecciones que han aprendido en su trabajo para que el turismo ayude al crecimiento de países en vías de desarrollo y beneficie a la población local:

• Gobernanza – necesidad fundamental de buen gobierno y transparencia del sector público.
• Infraestructura – que tiene que estar a la altura de las necesidades de los turistas.
• Recursos Humanos – que tienen que tener la capacitación necesaria para tratar a turistas cada vez más exigentes.

Mark Tanzer, Director ejecutivo de ABTA (Asociación británica de agencias de viaje) destacó la necesidad de no defraudar las expectativas de un turista. El producto turístico tiene que ofrecer lo que promete, sino más.

Los turistas hoy en día se enfocan en el valor que les puedan ofrecer (value for money). Eso no quiere decir que solo estén interesados en el precio, pero si en que su experiencia esté en consonancia con el precio que han pagado.

En una última ronda de intervenciones se destacaron los puntos más relevantes para ser competitivos turísticamente:

• Hay que crear mensaje claro de lo que ofrece el producto turístico. Su promesa.
• Estar a la altura de las expectativas que se han generado.
• Gestión eficaz de los diferentes gobiernos y entidades públicas.
• Los gobiernos tienen que aprovechar el turismo para desarrollar zonas deprimidas. Muchas veces el turismo se concentra en unas pocas regiones y el resto del país no se beneficia de los nuevos flujos de turistas.
• Facilidad de acceso de los turistas al destino, incluyendo gestiones inmigratorias y de seguridad.
• Legislar sobre nuevos productos y servicios turísticos que surgen de la economía colaborativa.

La segunda sesión trataba de los Cambios demográficos, económicos y sociales que afectan al sector turístico.

Alfredo Garcia-Valdés, de American Express destacó la evolución de los medios de pagos que han favorecido el crecimiento del turismo.

También analizó en detalle la nueva generación de turistas denominados Milenians, los jóvenes de entre 18 y 35 años. Solo en Estados Unidos hay 85 millones de ellos.

Esta generación de turistas son nativos digitalmente y sus necesidades tecnológicas y de comunicación han cambiado mucho.

Señaló varias estrategias para entender y convencer a este tipo de turistas:

• Conocimiento – los milenians quieren que les demuestres que les conoces y que les ofreces productos que encajan con sus gustos y preferencias. Demandan productos personalizados.
• Estrategia de movilidad, ya que la gran mayoría de su comunicación es a través de dispositivos móviles. El 60% de estos turistas llevan una media de dos dispositivos móviles (normalmente teléfono y Tablet)
• Comprar y disfrutar – el proceso de compra tiene que ser rápido y agradable. No puede ser un proceso pesado. La compra en si es parte de la experiencia.
• Dialogo social – todo el mundo habla en diferente redes sociales y foros. El turista demanda una comunicación bidireccional que le permita personalizar su experiencia.

fitur1

David Scowsill, CEO del WTTC (World Travel and Tourism Council) destacó, que aunque el turismo es una industria muy compleja y afectada por ciclos económicos, situaciones sociopolíticas y riesgos sanitarios, es un sector robusto que año tras años tiene crecimientos superiores al desempeño de la economía general (normalmente un 1% por encima).

Por último intervino Magali Silva, la Ministra de turismo de Perú, que hizo resumen del desarrollo del turismo internacional en su país y destacó algunos elementos que ayudan a la competitividad:

• Recursos humanos capacitados y especializados.
• Destinos tienen que mantener su identidad. En un mundo tan competitivo lo fundamental es saber diferenciarse de los competidores.
• Colaboraciones regionales, poniendo como ejemplo la Alianza del Pacífico que ha conseguido libertad de movimientos de personas, bienes y capitales y con efecto en el turismo. Los flujos turísticos entre México y Perú crecieron un 35%.
• Marco legal que no penalice a las pequeñas y medianas empresas que operan dentro de la legalidad y que regule los nuevos productos de la economía colaborativa.

En la última sesión: El papel de la economía y la innovación digital en la gestión turística con presencia de directivos de Google, IBM, Cisco, Coca Cola o NH, se pudieron sacar las siguientes conclusiones:

El futuro son los destinos inteligentes, que como analizaba en mi anterior post de este blog, se refiere a la captación, cruce y análisis de datos relevantes que generan los propios turistas. Esta información puede llevar a destinos y empresas turísticas a ofrecer al turista una experiencia más personal según sus gustos y necesidades.

Otra tendencia es lo que se llama el Internet de las cosas. La evolución hacia una sociedad en que la gran mayoría de los elementos de la vida cotidiana estarán conectados a internet y se comunicarán entre si (edificios, semáforos, teléfonos móviles, coches, relojes o mobiliario urbano). Hoy solo el 1% de las cosas están conectadas. Imaginad como va a cambiar la vida en unos años.

Todos destacan como increíble la revolución de la información. El año pasado se generó en el mundo más contenido e información que en el resto de la historia junta.

NH planteó la evolución que ha producido la tecnología en la gestión de los hoteles. Desde el pasado donde los hoteles trabajan con dos precios (temporada alta y baja) como única arma para incentivar la demanda, al presente, donde la tecnología ha permitido gestionar los precios en tiempo real, permitiendo un mayor rendimiento por habitación (revenue management).

Coca Cola por su parte presentó su proyecto What´s Red, aplicación móvil que pretende poner en contacto a ciudadanos y turistas con la hostelería local. Más información en http://whatsred.com

Google por su parte, reconoce que todavía hay mucho trabajo por hacer para que empresas turísticas se pongan al día en la implantación de la última tecnología en sus procesos. También apuesta por que el futuro será la personalización de las experiencias.

IBM destaca el proceso de cocreacion de contenido por parte de los usuarios y la necesidad de usar la información relevante de ellos para adaptar el producto a su perfil.

Para finalizar, todos destacaron que la clave para el futuro serán las matemáticas. Si antes el marketing lo dominaban los creativos, el futuro será de los analistas matemáticos, que analizaran toda la información que se pueda recopilar para conocer mejor al turista y permitir mejores decisiones estratégicas.

 

0 Comments